Hoy abrimos con la frase que hemos tenido presidiendo la entrada de Bee Lab coworking como frase de la semana y que nos va a ayudar a hilar con el blog de hoy para gestionar el tiempo.

 

“No cuentes los días, haz que los días cuenten”
Muhammad Ali

 

Hay muchas cosas importantes en la vida; los amigos, la familia, estar sano y mantenerse en forma, un hobby, leer y crecer como persona. Pero lo realmente difícil, es encontrar tiempo durante el día para dedicar a todas estas cosas. Normalmente el día se nos queda corto y parece que no tiene horas suficientes. Aunque no lo parezca, existen maneras de optimizar ese tiempo. Por eso, en Bee lab, en el blog de hoy, queremos compartir 6 de las mejores preguntas que nos hemos planteado precisamente para esto y que te ayudaran a salir de la rutina.

 

 

  1. ¿Cuáles son tus 3 prioridades más importantes en la vida ahora mismo?

Si no tienes una prioridad en la que centrarte, es muy fácil perder tiempo y energía en cosas que no precisan tanta importancia o trabajo. En cosas que no son realmente importantes, pero las llevas haciendo sistemáticamente desde hace tiempo y te has habituado a ellas, o por otras razones sin sentido.

Para poder centrar la cabeza en lo que realmente quieres, lo que realmente es importante para ti, tienes que pensar en ello siempre, y tenerlo a diario en la  cabeza. Así que ya puedes preguntarte, si no lo habías hecho ya antes: ¿Cuáles son tus 3 prioridades en la vida ahora mismo? Te recomendamos que le des a la cabeza, las escribas en 2 papeles distintos. Uno te lo llevas al coworking o a tu lugar de trabajo y el otro lo dejas en la mesilla de noche, dónde lo puedas ver todas las mañanas y antes de acostarte.

 

 

  1. ¿Cuáles son las 3 cosas que más te distraen y que impiden que prestes toda tu atención al trabajo en un día normal?

Tienes que descubrir como evitar que esas cosas te distraigan. Podría ser:

  • Cerrando la puerta de la oficina.
  • Poniendo el móvil en silencio.
  • Dejando las notificaciones de tu email o whatsapp apagadas.

 

  1. ¿Cuáles son las 3 cosas que más te separan de pasar un buen rato con las personas más cercanas a ti?

La respuesta puede ser, por ejemplo, tu teléfono móvil, programas de televisión o series que pones por rutina y no por que realmente te gusten, o incluso llevarte trabajo a casa.

Bien, ahora lo que tienes que hacer es averiguar como reducir o eliminar esas distracciones.

 

 

  1. Busca un beneficio o hábito saludable que puedas ir introduciendo en tu día a día esta semana.

Una de las maneras mas inteligentes de simplificar tu vida y liberar algo de tiempo, es establecer límites.

Aquí te presentamos una serie de áreas clave en las que puedes establecer unos férreos límites:

  • Tus entradas diarias. Tienes que reducir el número de blogs, newsletters, magazines, podcasts, series de TV etc. Que sigues. Simplemente quédate con las que saques algo de provecho.
  • Comprueba tu correo electrónico durante un periodo de tiempo, una vez al día, en vez de estar chequeándolo cada 15 minutos o más al día.
  • Actividades sociales. Escribe en una lista las actividades sociales en las que estas involucrado al acabar el trabajo. Puede que estés en un club o una actividad que no merece tanto la pena como lo hacia cuando te apuntaste. O a lo mejor quieres reordenar tus prioridades para poder centrarte en algo más durante este Otoño de 2017.

 

 

  1. ¿Cómo minimizar o eliminar una de éstas cosas?

¿Qué más cosas puedes eliminar o reducir de todas las que hemos enumerado en los anteriores apartados? ¿Algunas reuniones en el trabajo? ¿Algún foro al que te has enganchado?

Te aconsejamos reconsiderar tus hábitos semanales y diarios. En vez de seguir moviéndote por esos caminos sinuosos y antiguos que utilizas por rutina, ¿Por qué no coger la autopista?

 

 

  1. ¿Qué pasa con ese minúsculo espacio de tiempo que se crea a lo largo del día?

A menudo hay algo de tiempo muerto en los viajes o tiempo de espera a lo largo del año. ¿En qué vas a emplear ese tiempo ahora que estamos entrando en el último tercio del año?

A lo mejor te gustaría leer más mientras vas en el tren o en el autobús, o mientras esperas a que empiece una reunión. Yo por ejemplo, me he aficionado a los podcasts que escucho cuando voy de aquí para allá o mientras espero a que comience una reunión.

Aunque sólo tengas 10 o 20 minutos al día, eso al cabo del año suma muchas muchas horas en un año. Horas, que seguro que te gustaría darles un nuevo uso.

 

Para terminar y como decía Séneca “No es que tengamos poco tiempo sino que perdemos mucho”.

 

 

 

 

Otros artículos interesantes en el Blog