En estos últimos años, ha habido un boom del autoempleo. El sector de los autónomos y los freelance está en su apogeo y las marcas personales están en auge. Y es precisamente por esa competencia implacable, por lo que ya no puedes permitirte el lujo de no dedicarle tiempo a tu marca personal. Sin una marca personal no entrarás a competir en el mercado actual.

 

¿Qué es una marca personal?

Existen multitud de definiciones diversas acerca de lo que es, como por ejemplo la del CEO de Amazon, Jeff  Bezos, que afirma que “Tu marca personal es aquello que dicen de ti cuando no estas delante”.

 

En Bee Lab Coworking tenemos una definición que nos parece más sencilla, concisa y adecuada. “La marca personal es aquello que te ayuda a diferenciarte del resto de la competencia, te identifica y te hace distinto al resto.

 

Este arma no es más que tu seña de identidad, que te va a distinguir del pelotón y es igual o más imprescindible que las aptitudes y habilidades que has ido adquiriendo para desenvolverte en tu sector de trabajo.

Hagamos un sencillo ejercicio que suele resultar útil para aclarar que es la marca personal. Piensa en una persona a la que sigas frecuentemente, un bloguero, un actor o un cantante. Alguien por quien sientas admiración. Ahora piensa en la primera palabra que te venga a la cabeza al pensar en él. Eso es su marca personal.

 

¿Cómo quieres que te identifiquen?

Ese término con el que te van a enmarcar, es el valor añadido que ofreces. Algo único en ti que vas a aportar al cliente y que ningún otro de la competencia lo va a hacer. La idea es que frente a varias opciones, el cliente te elija a ti por delante de tus competidores. Porque tú le ofreces algo especial.

 

¿Cómo creo mi marca personal?

Precisamente hay que empezar por lo que acabamos de hablar. Hay que hacer un análisis de uno mismo, ver qué te diferencia de los otros profesionales que hacen lo mismo. Empezar con un análisis SWOT, suele ser un buen punto de partida. (StrenghtWeaknessOpportunitiesThreats). 

Crear tu marca personal requiere mucho trabajo, esfuerzo y concentración. Y que si vas a crear tu perfil desde cero no se va a forjar en unas semanas. Lo más seguro es que tardes unos años en posicionar una marca que te identifique en el mercado.  Lo más seguro es que tardes unos años en posicionar una marca que te identifique en el mercado. Clic para tuitear

Lo fundamental es tener una buena planificación. Puedes empezar por plantearte algunas de estas preguntas para empezar a definir tu marca personal: ¿Uso mi nombre o un apodo? ¿Cómo llevaré a cabo las relaciones con otras personas? ¿Qué campo laboral me define o en cuál me siento a gusto trabajando?¿Qué estrategia es la más idónea para realizar mi profesión?

Aunque es muy importante la parte de lo “etéreo” de la marca personal, ese intangible que se torna fundamental a la hora de elaborar la marca y que no se puede tocar, como son el miedo, el tiempo necesario, el dinero, las ganas etc. Conviene destacar la importancia de la parte definida, compuesta por todos esos elementos técnicos que necesitamos para gestionar la marca personal, como pueden ser las redes sociales donde llevarás a cabo la mayoría de las acciones de marketing, una buena página web con unas buenas fotografías y por su puesto un logo que ayude a identificarte y a reforzar tu personalidad y tu carácter. Siendo este último el elemento visual más importante.

 

 

Próximamente realizaremos unas charlas y talleres sobre Brand identity  y Diseño de logotipos para iniciarte con tu marca personal. Atentos a la página web.

Otros artículos interesantes en el Blog