Son muchos los artículos recientes que nos hablan del creciente negocio de los centros de coworking y de las ventajas y desventajas para un freelance o una empresa de desarrollar su trabajo en un centro de este tipo. Frecuentemente vemos noticias sobre grandes corporaciones inmobiliarias que orientan sus locales hacia esta no nueva vía de trabajo.

 

Recientemente llegó a mis manos un estudio realizado por Coworking Resources sobre el crecimiento del sector en 2019, y sus datos me parecieron interesantes y los quiero compartir contigo.

 

Según este estudio, en 2015 (hace sólo cuatro años!!) existían a nivel mundial 7.805 centros de coworking, que han pasado a ser 18.297 en 2019. Una cuarta parte de estos centros están ubicados en EEUU, donde la cultura de emprendimiento y el trabajo remoto está mucho más implantada y desarrollada.

 

Una cuarta parte de estos centros están ubicados en EEUU, donde la cultura de emprendimiento y el trabajo remoto está mucho más implantada y desarrollada.

 

La previsión es que este crecimiento se mantenga llegando en 2022 a unos 25.970 centros.

 

number of coworking spaces worldwide

 

 

Sin embargo, este crecimiento no es, ni será, exponencial. Y de hecho la apertura de nuevos centros en 2019 ha bajado respecto a 2018 pasando de 3180 a 2384 de este año. El crecimiento es alto, pero no es progresivo.

 

¿Pero este crecimiento en que consiste?

El estudio indica que:
· Un 65% se deberá a nuevos negocios /aperturas.
· Un 26,2% a expansión de coworkings existentes
· Y un 8,6% a grandes cadenas de coworking y franquicias.

 

A pesar de las predominantes comunicaciones en los medios, las cifras indican que el crecimiento viene por nuevas iniciativas emprendedoras y de pequeñas empresas, más que por las grandes cadenas inmobiliarias que ven el coworking como un canal de rentabilizar sus espacios y locales más, como lo que realmente es, como un espacio de trabajo colaborativo donde compartir ideas

 

coworking growth by business type

¿Y en España?

En el análisis de los 50 principales países con la mayor densidad de espacios de coworking en comparación con su población, Luxemburgo, Singapur e Irlanda se ubican entre los tres primeros, con Luxemburgo ocupando el primer lugar en 8.5 espacios nuevos cada año por cada 1,000,000 de habitantes, casi el doble el de los otros dos. Considerando que Irlanda y Singapur son países más pequeños con una población de alrededor de 5 millones de habitantes, el coworking ha causado un gran revuelo en estas regiones.
En España, el coworking suma y sigue. Sólo en Madrid y Barcelona se contrataron 55.900 metros cuadrados de este tipo de espacios flexibles entre enero y septiembre de 2018, lo que supuso un incremento del 71% respecto al mismo periodo del pasado año.

 

Según el estudio Espacios flexibles en España, elaborado por la consultora Cushman&Wakefield, en los nueve primeros meses del año se contrataron 26.800 metros cuadrados de oficinas coworking en Madrid y 29.100 metros cuadrados en Barcelona.

 

España ocupa el puesto 21 en la lista, con un ratio de 0,5 centros de coworking por cada 1000 habitantes. Ratio que no está nada mal teniendo en cuenta que la cultura de trabajo remoto, en casa, o no tradicional, no está del todo arraigada aún. Es interesante ver como en Bee Lab coworking, donde estamos especializados en expats, extranjeros y/o no madrileños, estos se inclinan más por puestos de trabajo flexibles, hot desks frente a la preferencia de los nacionales que aún estando ubicados en un coworking siguen prefiriendo la estabilidad de los puestos fijos.
No obstante , no tengo ninguna duda que la tendencia de crecimiento en España le va a llevar a situarse en un puesto superior de esta lista en breve.

 

Es interesante ver como en Bee Lab coworking, donde estamos especializados en expats, extranjeros y/o no madrileños, estos se inclinan más por puestos de trabajo flexibles, hot desks frente a la preferencia de los nacionales que aún estando ubicados en un coworking siguen prefiriendo la estabilidad de los puestos fijos.

 

 

Conclusiones:

En mayo de 2019, la industria del coworking presenta su punto más alto. Con un número cada vez mayor de software de gestión de coworking y herramientas desplegadas para hacer que los espacios de trabajo sean más eficientes, el potencial de los espacios de trabajo flexibles continúa extendiéndose
Si bien el crecimiento año tras año

top countries worldwide by coworking growth per capita

parece haberse desacelerado en comparación con 2018, este año marca un precedente en nuevas aperturas de espacio, con la expansión de los negocios existentes más lento que el año pasado. Las cifras generales para 2019 pueden ser más conservadoras que las de 2018, pero el crecimiento per cápita en los estados y países menos poblados muestra una alta demanda continua de espacios de coworking en todo el mundo. Esta tendencia alcista en los espacios independientes de propiedad individual muestra que las cadenas más grandes pueden no tener el monopolio en la industria como se piensa. Quizás, mercados ya maduros como el estadounidense ya sean conscientes de las ventajas que ofrece un coworking de dimensiones más reducidas, pero con mayor enfoque a la colaboración frente a los grandes centros, con un nivel de equipamiento extraordinario pero que empiezan a caer en la frialdad y despersonalización de las oficinas tradicionales.

 

 

 

 

Escrito por : Bee Lab coworking
Info de estudio obtenida a través de Kait Hobson